Los sindicatos se oponen a la idea de la nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de que sean cooperativas de madres las que limpien las escuelas, en vez de las contratas contratadas en la actualidad. Por ese motivo UGT y Comisiones Obreras quieren reunirse con la regidora. En rueda de prensa esta ha señalado que podría ser una “experiencia piloto” a evaluar y “un ejemplo de economía y valor social”.Con todo, es una idea que conlleva “reflexión” y no es una “propuesta inmediata”.

Carmelo Ruiz-De la Hermosa, secretario general de UGT Madrid, no ha querido esta mañana cargar en exceso contra Carmena, pero ha mostrado su descontento: “Es verdad que ayer hubo una iniciativa de la alcaldesa poco meditada, aunque cargada de buena intención, de tratar de sacar una discriminación positiva para las mujeres. Este tipo de propuestas creemos que deben de dejar de existir. Ocurrencias, cuantas menos mejor”.

Ruiz-De la Hermosa recuerda que hay que tener en cuenta que “hay una serie de trabajadores y trabajadoras que están haciendo esa labor. Entonces habría que pensar qué vamos a hacer con ellas”. Tras insistir en la “buena intención de la alcaldesa”, ha adelantado que junto a CCOO ha “pedido una reunión para tratar de que, cuando se digan cosas de este tipo, pues se digan con un mejor criterio. Pero vamos, no creo que vaya más allá la propuesta”.

CCOO, en una nota de prensa por su parte, se pregunta también “qué se pretende hacer con las trabajadoras de la limpieza”. Recuerda que la mayoría mujeres (80%) y que “la limpieza de interiores no se trata de un contrato integral del Ayuntamiento”. Además, de que, sus puestos están subrogados y no cambia su situación “independientemente de que la empresa sea una multinacional o no”. Y recuerdan que la gestión de los colegios es muncipal, pero no la de los institutos, que es autonómica, presumiblemente responsabilidad de Cristina Cifuentes desde la próxima semana.

La patronal la Asociación de Empresas de Limpieza de Madrid (Aelma) calificó ayer en una nota de prensa la propuesta de Carmena de”absurda, populista y poco meditada”. Insistió en que llevarla acabo perjudicaría  “notablemente” a las pequeñas y medianas empresas (‘pymes’) que actualmente trabajan para la Administración madrileña, en muchas de las cuales, añade, también trabajan madres que necesitan este sueldo para el sustento de sus familias”.